Restaurante la Almazara

Publicado en

El restaurante la Almazara se encuentra en el interior del edificio de la Almazara Campopineda.

En la planta baja cuenta con un salón comedor para el diario y una terraza donde en las noches de verano se sirven unos menús especiales de barbacoa.

En la planta de arriba hay varios salones para reuniones sociales, banquetes de boda,  etc. También se encuentran la sala de exposiciones temporales y una sala de conferencias dotada de medios audiovisuales y mobiliario modular que permite adaptarse a los requerimientos de los diferentes grupos de visitantes, que pueden ser desde colegios infantiles hasta grupos de empresa o asociaciones culturales.

Los salones tienen unas magníficas vistas, que hacia el exterior nos muestran el Castillo de Píñar y hacia el interior, un almacén con capacidad para un millón de litros de aceite.

Carta de la Almazara:

La carta presenta una selecta variedad alimentos, entre los que destacan aquellos en los que el Aceite de Oliva tiene un protagonismo especial, como por ejemplo, el choto al ajillo, el lomo de orza, el pulpo a la gallega y las habas con jamón.

La cocina, desde hace dos años,  se encuentra a cargo de D. Francisco García Valdivia, cuyo anterior destino fué una brasería con horno de encina,  lo que la ha dado gran experiencia en esta técnica, siendo muy solicitados: costillas, chorizo, morcilla, pinchitos, lomo… sin olvidarse de la parrillada de verduras que una vez servida, adquiere la excelencia gracias a un toque de AOVE Campopineda de la variedad picual, que le aporta un frescor y aromas ¡Muy especiales!.

Respecto al pescado, puedo dar testimonio del bacalao al ajoarriero y del atún encebollado: ambos deliciosos. Para la próxima visita queda pendiente el salmón a la Menière.

Los Postres son caseros: la terna clásica: flan, natillas, arroz con leche. Por mi parte he probado el pan de calatrava y la tarta de queso, que no tienen nada de particular excepto que están buenísimos.

La despensa:

Mención especial a los embutidos de los Montes Orientales de Iznalloz, que puede degustar en una de las tapas estrella del establecimiento: ensaladilla rusa con unas rodajas de salchichón y chorizo.

Los chotos proceden de Dehesasviejas. El chef ha puesto mucho énfasis en que son criados con lactancia natural (a diferencia de otros que alimentan con biberones por motivos de productividad).

Cordero segureño de las cercanías de Baza es otro de los puntos fuertes de la casa.

Finalmente el pan, que proviene de Santa Fé y está precocinado, por lo que se termina de hornear poco antes de servirlo.

La bodega:

Tiene una amplia selección de vinos que va desde los clásicos de Rioja y Rivera del Duero hasta vinos de la Tierra de Granada, de entre los cuales, el sumiller nos recomienda los de Pagos de Almaraes y los del Cortijo de Anchurón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: