CORTIJO “LOS ALBERALES”

Este es el nombre del cortijo donde se encuentra la almazara cuyas fotografías se exponen en la colección “Olea europea”.

La palabra Alberales se debe a que la tierra en la zona en donde se encuentra esta explotación, tiene color blanquecino.

Según me explicó D. Laureano Cano, dueño de la finca, Ingeniero de Montes y Agricultor, las instalaciones que se muestran datan de los años 50 y sustituyeron a una maquinaria mucho mas antigua.

La energía que impulsa todo el mecanismo proviene de un motor Diesel que transmite la energía motriz, mediante poleas, a los sistemas de molienda y prensa, así como a un generador eléctrico.

La molturación se hace en un molino de muelas (piedras cónicas que giran en torno a un eje central). La pasta resultante se mezclaba con agua caliente en la batidora y de ahí pasaba a la prenda hidráulica.

El aceite resultante discurría por el canal hasta unos depósitos de decantación, donde se purificaba por la acción de la gravedad. Finalmente pasaba a los depósitos.

Este era el sistema tradicional de extracción del aceite. Las aportaciones tecnológicas  de la revolución industrial la sustitución de la tracción animal por motores y el uso de la prensa hidráulica.

 

El enorme desarrollo de las técnicas de cultivo del olivo y de extracción del aceite hicieron que la productividad de esta almazara no pasara de 10 años desde su remodelación. El motivo es que el procesamiento pasó a realizarse en la fábrica de la Cooperativa local, ya que los costes eran inferiores.

El diseño de esta fábrica estaba concebido para que la hicieran funcionar tres operarios y la producción era la correspondiente a las tierras del cortijo o algunas fincas cercanas de la familia.

Desde  principios del siglo XX la exportación del aceite  se hacía en tren. El cortijo de los Alberales se encuentra a unos 2 km de la vía  (actualmente se ha reacondicionado para el uso de ciclistas y paseantes) hoy conocida como la Vía verde del Aceite y a unos 5 km de la estación de Luque, que se ha reconvertido a restaurante aunque conserva un vagón ferroviario y el aspecto en general que podría tener a mediados del siglo XX.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: