Archivo de la etiqueta: Montoro

Historia del Molino de la Nava

Publicado en

Antiguamente se le conocía como molino de Murcia (ya que lo mandó construir D. Francisco de Murcia). El nombre actual   hace alusión al lugar (pago) donde está ubicado.

Depósitos de Aceite en el Molino de la Nava

El término municipal de Montoro, uno de los más grandes de España, está dividido en circunscripciones territoriales que todavía conservan el nombre romano de “pagos”, nombre que alude al pagus romano.

La palabra “pagano” significa habitante de los pagos y por deformación en su significado ha llegado a nuestros días como sinónimo de no creyente en el catolicismo ya que los habitantes de los pagos no abandonaron sus creencias ancestrales hasta muy entrada la Edad Media.

Los pagos en los que está dividido el término de Montoro son de oeste a este: Casillas de Velasco, Santa Brígida, El Risquillo, El Madroñal, La Nava, y el Charco del Novillo.

Dentro de los pagos existen otras circunscripciones menores o sitios (locus) y otras aún más pequeñas llamadas suertes de tal forma que cada palmo de terreno tiene una ubicación exacta. El pago de la Nava es el más grande de toda la sierra y en él existen muchos molinos.

El señorío de Ardales:

La villa de Ardales del Río se encuentra al otro lado del río, justo al sur de este molino, la torre de Villaverde que la hace inconfundible, una torre de vigía de piedra inconfundible, es el origen del señorío más importante de Montoro. En su origen fué una marca que estableció el rey Fernando III tras la Reconquista de Montoro en el primer tercio del siglo XIII, instituyendo allí el marquesado de Villaverde y otorgando dicho título a Don Diego Rui de Aguayo, el título existe aún y el apellido de la familia también sigue siendo Aguayo. En el siglo XVII un Aguayo, arruinado (nunca fueron ricos), vendió la villa de Ardales, incluida torre a un hidalgo burgués de apellido Camacho, propietario de muchas tierras, de casi todo el pago mejor dicho, proclamándose así primer señor de la villa de Ardales del Río, don Pedro Camacho y Madueño y Notario, su otro hermano varón, don Baratolomé como correspondía a uso de la época en familias nobles tomó el báculo y la mitra y fué obispo de Tortosa, tiene una calle dedicada en Montoro, tras la iglesia de San Bartolomé.

Lugar de recepción de las aceitunas

El origen nobiliario del condado del Robledo de Cardeña parte del señorío que D. Pedro Camacho Madueño y Notario a raíz de la adquisición de la propiedad de Ardales del Río. Trancribo texto original:

“Llegados los comisionados a Madrid donde se encontraba el rey, fueron acogidos favorablemente atendiendo a las nobles y justas aspiraciones de los vecinos de Montoro, se convino el precio de la jurisdicción y vasallaje que poseía la ciudad de Córdoba después de ingresar en la Real Hacienda el 11 de febrero de 1633, la importante cantidad de treinta millones de maravediz, se otorgo la escritura concediendo Felipe IV su facultad y privilegio para que todo se cumpliera en la forma convenida.

Para hacer frente a los gastos que esta adquisición ocasionaba, se vendieron la dehesa de Hardales del Río a Don Diego de Aguayo y Godoy, cuya heredad pasó después a los Señores Camacho, naturales y vecinos de Montoro; y a la dehesa del Chaparral a la orilla de Bujalance”.

(“Apuntes para la Historia de la ciudad de Montoro.Manuel Criado Hoyo”).

Muelas y tolva

El segundo señor de Ardales del Río, hijo del anterior fué don Jacinto Camacho y Madueño, caballero de la Orden de Santiago y Teniente Coronel del Regimiento Provincial de Bujalance, se casó con doña María Hipólita Camacho, su prima hermana el 12 de febrero de 1738. Tuvieron 4 hijos: Don Antonio Ciro Camacho Madueño, doña Ana Juaquina, doña Josefa, doña María Antonia Camacho Camacho.

Llevan apellido distinto porque en el caso de familias nobles se podía optar por el de mas renombre para perpetuar el nombre del linaje más prestigioso.

Don Antonio Ciro, tercer señor de la villa de Ardales obtuvo el título de conde del Robledo de Cardeñas por real cédula de Carlos III de 31-3-1772 y marqués de Iniza por derecho de consorte, fué tambien militar como su padre, casó dos veces pero según parece su descendencia no trascendió tal vez por muerte prematura de su único hijo don Jacinto María Camacho y Orozco. También que el decimoprimer conde de Robledo se llama hoy Don Rafael de la Bastida y García Liñán, natural y vecino de Córdoba, casado y con dos hijos, Rafael y Lourdes de la Bastida y López. Prosigo: La hermana del primer conde antes mencionado, Josefa, nacida el 30 de mayo de 1750 contrajo matrimonio con don Antonio de Murcia, oriundo de la ciudad de Écija y fueron padres de don Francisco de Murcia y Camacho, caballero de la Orden de Carlos III y quien construyó el molino llamado de Murcia, solo queda confirmar si fué este o un hijo suyo el constructor de dicho molino indagando en el archivo ya que el molino no conserva elementos anteriores a la segunda mitad del XVIII.

Datos bibliográficos recientes:

Compresor para la prensa hidráulica.

En 2007 se publicó finalmente la maravillosa obra “Cortijos, Haciendas y Lagares de la Provincia de Córdoba“. Un estudio llevado a cabo por la Junta de Andalucía, el Ministerio de la Vivienda y la Dirección General de Arquitectura en dos grandes volúmenes que ha costado prepararla unos 15 años . En esta obra aparece una foto del Molino Murcia (original nombre, ahora es Molino La Nava) anterior a la restauración.

La creación del Restaurante:

El Molino estuvo en producción hasta 1.964. En esos momentos cayó en desuso, y la falta de mantenimiento le llevó a la mas absoluta ruina.

Zona de entrada de las olivas al molino

La reforma duró tres años, 2003-2006, resultando un lugar realmente mágico.

El 95% de los materiales usados son originales. Predomina la piedra llamada “molinaza“, muy típica de Montoro, y que confiere al pueblo su peculiar color.

Disponemos de 8 habitaciones, todas de diferente tamaño, color, decoración. Cada una de ellas dispone de las comodidades mas modernas (amenities, albornoz, calefacción, aire acondicionado, wifi gratis, tv, caja fuerte, teléfono, etc).

Información aportada por Tamara Martín, encargada de publicidad del Molino la Nava.

http://www.molinonava.com.

Galería de Fotos por Antonio Campos:

Anuncios